Se trata de Lautaro Ezequiel Burgos, de 16 años de edad, quien estaba siendo buscado por la Policía Provincial luego de que su familia denunciara que hacía cuatro días no volvía a su domicilio.

El chico se había ido de su casa el domingo por la tarde y no había vuelto, por lo que su familia, luego de hablar con algunos allegados, tomó la determinación de hacer el pedido de paradero, lo cual originó la búsqueda.

El chico fue localizado hace una hora y está sano y salvo.